Del sueño al éxito: El camino que nadie te habla

Exito 2

Es muy fácil decir, no te preocupes, que tu éxito está a la vuelta de la esquina, o, tranquila niña que ya la próxima semana arrancas y vendes todo lo que tienes en inventario.  Si alguien no te lo a dicho, primero, el éxito es relativo, por lo tanto, lo que es éxito para mí, no necesariamente es para ti, porque tus sueños, no son iguales que los míos. 

Hay algo que les menciono a muchas, y es que no se dejen llevar por lo que otras están haciendo, ya que nadie sabe las interioridades de la gente, y no todo lo que vemos, necesariamente es así. De corazón, yo conozco esto, y se lo que te digo, porque trabajo con todo tipo de empresarias, desde ¨influencers¨, artistas, profesionales, microempresarias, empresarias con muchos empleados, etc., y todas ellas con diferentes retos, que al final resultan obteniendo el éxito tan anhelado, porque nunca se rindieron, pero no todo es color de rosa y hay mucho que se calla en el proceso.

Yo sé que todo en las redes sociales es maravilloso, ¡ujum!, por lo que mi consejo es que no te dejes llevar, así que nunca permitas que otros definan lo que es éxito para ti, ahora si, lo que te tengo que decir, quizás no te resulta muy amistoso, pero es la verdad.  Para llegar al éxito, el camino a veces suele ser escabroso en muchas ocasiones y con más curvas que el camino de Cayey a Salinas, por la carretera vieja, y para los que no son de Puerto Rico, es un tramo que fue de las primeras carreteras realizadas en el país, donde hay muchas curvas para llegar de un pueblo a otro, en fin, es un trayecto que nadie toma, pero a su vez tiene unas vistas espectaculares desde muchos puntos.

Te voy a mostrar 5 curvas que para mí son las más peligrosas en este camino, que si no sabes hacia donde vas, pueden perderte, así que prepárate a ver si estás pasando por alguna de éstas:

Miedo

¿Y si me sale mal? Es la primera pregunta que te hace el miedo, seguido a ¿y si fracaso?, el miedo es parte de dicho camino, muchas veces nos paraliza, o nos trae pensamientos que no nos ayudan a lanzarnos a conquistar lo que tanto anhelamos.  Yo tengo mis propias conclusiones de como manejar el miedo y les prometo que tan pronto salga mi libro, ustedes se van a enterar como es que lo podemos agarrar y apoderarnos de él, mientras, te cuento que es la curva más peligrosa de todas, porque te puede tirar por el mismo barranco, si no puedes manejarlo, pero es parte de la ruta.

Llanto

Como te van a venir dudas, o posiblemente, no te van a salir las cosas como esperas, pues el remedio a esta situación es llorar, es desahogarse. Pero también te vas a preguntar, ¿porque si amo lo que hago, sufro?  Pues así es, ha habido momentos que hay que sentarse a llorar, pero, después que no te quedes en esas, estamos bien, pero también es parte de este caminar.

Dolor

Sí, también vas a pasar dolor, puede que tengas una bajada abrupta y te revientes, o como decimos en mi patria, ¨te metas un buen cantazo que te duela¨, quizás tengas alguna traición en el camino, o alguien que se te va sin que lo esperes, o delegues en alguien el negocio y no funcione, en fin, tantas cosas que pueden pasar en esa vía al éxito.

Incertidumbre

No saber que va a acontecer en el camino luego de haber tomado decisiones, sentir que el negocio se les puede caer arriba,  no saber que vas a hacer, pensar que no vas a tener el capital para pagarle a tus empleados,  no saber si tomar un financiamiento te resolverá el problema, puede ser normal en tu negocio.

Desafíos

Los primeros desafíos son con tu familia y tus amigos que no van a creer en tí, el proceso de emprender y confiar en tu negocio y en lo que vas a hacer, encontrar a tu mejor equipo de trabajo o a personas de confianza para delegar, y el mayor de todos, que tu mentalidad no esté acorde con lo que quieras lograr, puede que estés maquinando contigo y que resulte desafiante en cualquiera de las anteriores.

Ser empresaria no es fácil, puede que tengas un sube y baja de emociones, que si no las canalizas bien, puedes pensar hasta tirar la toalla y seguir andando, la verdad, esto no es para todo el mundo.

Y te debes de estar preguntando, pero no vas a decir algo bueno, pues sí eres capaz de sobre pasar todas estas curvas, si tienes el corazón para servir a otros, lo vas a lograr, porque a pesar de todo esto, hay mucha satisfacción cuando alcanzas el éxito.  

Te aseguro que así como se pasan por muchas, también se pasan por buenas, es por eso que acompaño a mujeres empresarias a pasar por el camino, porque sé de buena tinta, ósea, por mi propia experiencia, que acompañada se pasa mejor.

Lograr tus sueños y tener éxito sí se puede, pero si sabes de antemano qué te vas a encontrar por el camino, y decides lanzarte, tus sueños y tu éxito están a merced de una curva más para llegar.

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Ingresa tus Datos

Ingresa tus Datos

Ingresa tus Datos

Registra tus Datos
Marketing by